Las piezas que diseñamos en Lo Esencial siempre se busca que tengan un propósito más allá de lo material, una razón de existir que sea considerada relevante por quien adquiere cada objeto. Intentamos que sean piezas sumamente útiles, que acompañen a su nuevo dueño a diario, que sean parte de su historia, que se conviertan en necesarias para su rutina diaria.

 

 

Pero, ¿Que es lo que se necesita día a día?

 

Existen objetos muy básicos. Para la mayoría de las personas estos objetos se reducen a valores de cambio (ya sea tarjetas de crédito, débito o efectivo), accesos de seguridad a bienes o vehículos (llaves), y en ésta generación, el smartphone es también imprescindible. De forma subjetiva cada persona puede o no requerir de otros más, y de ahí se derivan objetos para proteger y complementar éstos primeros. 

 

Con todo esto en mente, decidimos invitar a 4 talentosos diseñadores, cada uno con un enfoque distinto, a diseñar un objeto que ellos consideraran necesario y útil para su cotidianidad. Así nace Elements.

 

Attanasio Mazzone es un diseñador italiano que viene de un contexto distinto al nuestro en muchos sentidos. Su trabajo se ha caracterizado por piezas simples en estética y ricas en contenido. Argumentando que el preservativo es algo que debemos llevar a diario, diseñó Pils, una discreta condonera que busca estar en todos los bolsos.

 

Jorge Diego Etienne por su parte siempre va mas allá del diseño, pensando en experiencias y rituales involucrados en cada objeto. Pensando en que todos los objetos que llevamos encima deben depositarse en algún lugar en algún momento del día, diseñó Fold, una pequeña bandeja plegable pensada para unificar todos nuestros objetos cuando ya no los necesitamos, estando lisos y a la mano para el siguiente día.

 

Pedro Arturo demuestra en cada pieza que diseña que es muy observador, y muy propositivo en cuanto a eso que observa. pensó en una nueva manera de llevar a la mano los objetos durante viajes pequeños, y partiendo del arquetipo del necesair creó Shield, sugiriendo una nueva manera de interactuar con ésta tipología de pieza y almacenar las pertenencias de cada persona.

 

Ricardo Casas con cada proyecto ha demostrado un dominio de las distintas texturas que se pueden lograr con cada material que utiliza, desde lo arquitectónico hasta lo decorativo. Para el un imprescindible es su laptop, y creo un bolso que además de proteger éste objeto, genera una interesante textura con la piel desde el área por donde se manipula.

 

 

Cada objeto es diferente, y de alguna forma todo puede ser parte de nuestro día a día. Lo más interesante es pensar en cómo cada pieza piezas pueden lograrlo.