Billeteras, Tarjeteros, Fundas para celular, Monederos, Bolsos, etc.

Podría pensarse que toda la parte funcional y de usabilidad está intrínseca en cualquiera de estos accesorios que todos llevamos a diario, y que sólo nos resta a las marcas aportar por la parte estética: colores, formas, materiales, calidad de fabricación, tal vez en incorporar una nueva tecnología. Pero estos objetos son tan básicos para nosotros por su simplicidad, por su esencia, porque en ellos todo es (o debería ser) simple y los utilizamos sin pensar, pero al mismo tiempo alguien tuvo qué haberlos ideado en un principio, pensando en todas esas cuestiones básicas que logran hacer que funcionen.

Nos gusta pensar que a diferencia de otras marcas que utilizan la piel como su principal distintivo sin ofrecer nada más, Lo Esencial no está fundamentada en la estética, en colores; no se apoya en valores intrínsecos que debe tener un buen objeto como atemporalidad, calidad y sencillez. Lo que hacemos en Lo Esencial es experimentar con la interacción, con la funcionalidad, con esa satisfacción que te puede brindar un objeto que utilizas todos los días. No se trata de partir de un diseño clásico de antaño y generar las mismas piezas de siempre con los mismos materiales de siempre. Se trata de crear nuevos clásicos, de detenerse a pensar en qué tipo de interacción están teniendo las personas con los objetos, de mejorarla, de experimentar. Por este motivo dedicamos buen tiempo al diseño de cada pieza, para que su simplicidad y calidad de construcción estén siempre ahí, no sean percibidas, pero que la manera en que utilizas de forma diferente cada objeto sea evidente.

La manera en la que sostienes tu billetera, el cómo accedes a su contenido, lo que llevas en ella, lo que no debes llevar en ella, como la manipulas, la transportas, aprecias; La manera en que normalmente manipulas tus cables y audífonos para que no se enreden, el cómo proteger tu smartphone de manera simple pero estilizada, ordenar tus monedas de manera práctica, el acceder rápidamente a tus tarjetas de presentación y que estén siempre listas. El cuanto y cómo deben resistir el paso del tiempo estos objetos.

En Lo Esencial se trata de la interacción.

A lo largo de las entradas que irán formando parte de éste blog, trataremos de externalizar cada día más y mejor nuestra filosofía, nuestro porqué, lo que dio origen a replantear y diseñar desde cero algunos de los objetos con los que más interactuamos a diario.

 

-Adolfo N.