Elements

Elements

Las piezas que diseñamos en Lo Esencial siempre se busca que tengan un propósito más allá de lo material, una razón de existir que sea considerada relevante por quien adquiere cada objeto. Intentamos que sean piezas sumamente útiles, que acompañen a su nuevo dueño a diario, que sean parte de su historia, que se conviertan en necesarias para su rutina diaria.

 

 

Pero, ¿Que es lo que se necesita día a día?

 

Existen objetos muy básicos. Para la mayoría de las personas estos objetos se reducen a valores de cambio (ya sea tarjetas de crédito, débito o efectivo), accesos de seguridad a bienes o vehículos (llaves), y en ésta generación, el smartphone es también imprescindible. De forma subjetiva cada persona puede o no requerir de otros más, y de ahí se derivan objetos para proteger y complementar éstos primeros. 

 

Con todo esto en mente, decidimos invitar a 4 talentosos diseñadores, cada uno con un enfoque distinto, a diseñar un objeto que ellos consideraran necesario y útil para su cotidianidad. Así nace Elements.

 

Attanasio Mazzone es un diseñador italiano que viene de un contexto distinto al nuestro en muchos sentidos. Su trabajo se ha caracterizado por piezas simples en estética y ricas en contenido. Argumentando que el preservativo es algo que debemos llevar a diario, diseñó Pils, una discreta condonera que busca estar en todos los bolsos.

 

Jorge Diego Etienne por su parte siempre va mas allá del diseño, pensando en experiencias y rituales involucrados en cada objeto. Pensando en que todos los objetos que llevamos encima deben depositarse en algún lugar en algún momento del día, diseñó Fold, una pequeña bandeja plegable pensada para unificar todos nuestros objetos cuando ya no los necesitamos, estando lisos y a la mano para el siguiente día.

 

Pedro Arturo demuestra en cada pieza que diseña que es muy observador, y muy propositivo en cuanto a eso que observa. pensó en una nueva manera de llevar a la mano los objetos durante viajes pequeños, y partiendo del arquetipo del necesair creó Shield, sugiriendo una nueva manera de interactuar con ésta tipología de pieza y almacenar las pertenencias de cada persona.

 

Ricardo Casas con cada proyecto ha demostrado un dominio de las distintas texturas que se pueden lograr con cada material que utiliza, desde lo arquitectónico hasta lo decorativo. Para el un imprescindible es su laptop, y creo un bolso que además de proteger éste objeto, genera una interesante textura con la piel desde el área por donde se manipula.

 

 

Cada objeto es diferente, y de alguna forma todo puede ser parte de nuestro día a día. Lo más interesante es pensar en cómo cada pieza piezas pueden lograrlo.

Seamless

Seamless

Desde siempre me han fascinado los objetos de piel. Recuerdo esas billeteras, bolsos, monederos etc que mi padre y mi abuelo tenían, y pensaba que debían ser objetos repletos de historias, los acompañaban a cualquier lugar. Me gustaban porque de forma distinta a todo lo demás, entre mas usados y gastados estaban esos objetos, mejor se veían, mejor funcionaban. Pero a pesar de lo bien que les venían los años, una parte de ellos se deterioraba, y se tenía qué recurrir a uno nuevo. El ciclo de cualquier objeto.

Cuando ya comenzaba a estudiar diseño mi interés por estas piezas seguía vigente, y continuaban siendo objetos que captaban mi atención en cada oportunidad.  Pero una vez se inicia a ver el mundo con ojos de diseñador, la perspectiva se torna un poco más crítica, todo se cuestiona. No me parecía congruente que, la piel siendo un material tan duradero, los objetos fabricados con este material tuviesen puntos frágiles, motivos de deterioramiento que propiciaran un interés por reemplazarlo por otro objeto nuevo. Teóricamente uno de los puntos utópicos del buen diseño es que debe mejorar con el uso, y eso siempre lo relacioné con los artículos de piel, con ese material tan duradero y resistente. Pero, ¿porqué existía esa paradoja entonces? ¿porqué los objetos hechos de un material cómo la piel se deterioraban tanto? Después de mi quinta cartera con esta interrogante en mente, me di cuenta que la mayoría de las veces el deterioramiento no provenía del material. El problema estaba en la construcción, en las costuras.

 

La costura es el método por el cual se unen dos o más materiales al perforarlos y entrelazar un hilo a través de ellos, normalmente con ayuda de una aguja. Un método que ha sido (y continuará siendo) eficiente para una gran variedad de productos y aplicaciones. Estoy seguro de que continuaremos utilizando las costuras en futuras piezas, son una herramienta sumamente eficiente, y no las excluimos del todo. Sin embargo, y a pesar de la gran diversidad y calidad de técnicas de costura que existe, el hilo convencional es un material frágil, hasta cierto punto, en comparación con la piel, además de que es fácilmente percibido como un ornamento. ¿Era necesario entonces, seguir implementando este método de unión en objetos fabricados con éste material?

Esos cuestionamientos, simples y probablemente muy personales, fueron la base para explorar maneras distintas de hacer las cosas en Lo Esencial. Además de los análisis y métodos de diseño enfocados a interacción que se tenían contemplados, había que encontrar una manera congruente de hacer las piezas más duraderas, más simples. Piezas más honestas.

 

Los forros, las capas multiples de material, las costuras, compartimientos redundantes, bolsillos “ocultos”, zippers; el objetivo era diseñar prescindiendo de éstos elementos que dotaban de fragilidad la tipología de productos que se estaba por abordar, y darle un mayor protagonismo, dotado de simplicidad y honestidad funcional al material.

El resultado es nuestra colección Seamless. Tal vez no sean las piezas de cuero mas lujosas y ostentosas que existen, pero es nuestra manera de expresar un tributo funcional y longevo a éste material, creando piezas que todos podamos utilizar todos los días, durante un largo tiempo. 

 

-Adolfo N.

Interacción.

Interacción.

Billeteras, Tarjeteros, Fundas para celular, Monederos, Bolsos, etc.

Podría pensarse que toda la parte funcional y de usabilidad está intrínseca en cualquiera de estos accesorios que todos llevamos a diario, y que sólo nos resta a las marcas aportar por la parte estética: colores, formas, materiales, calidad de fabricación, tal vez en incorporar una nueva tecnología. Pero estos objetos son tan básicos para nosotros por su simplicidad, por su esencia, porque en ellos todo es (o debería ser) simple y los utilizamos sin pensar, pero al mismo tiempo alguien tuvo qué haberlos ideado en un principio, pensando en todas esas cuestiones básicas que logran hacer que funcionen.

Nos gusta pensar que a diferencia de otras marcas que utilizan la piel como su principal distintivo sin ofrecer nada más, Lo Esencial no está fundamentada en la estética, en colores; no se apoya en valores intrínsecos que debe tener un buen objeto como atemporalidad, calidad y sencillez. Lo que hacemos en Lo Esencial es experimentar con la interacción, con la funcionalidad, con esa satisfacción que te puede brindar un objeto que utilizas todos los días. No se trata de partir de un diseño clásico de antaño y generar las mismas piezas de siempre con los mismos materiales de siempre. Se trata de crear nuevos clásicos, de detenerse a pensar en qué tipo de interacción están teniendo las personas con los objetos, de mejorarla, de experimentar. Por este motivo dedicamos buen tiempo al diseño de cada pieza, para que su simplicidad y calidad de construcción estén siempre ahí, no sean percibidas, pero que la manera en que utilizas de forma diferente cada objeto sea evidente.

La manera en la que sostienes tu billetera, el cómo accedes a su contenido, lo que llevas en ella, lo que no debes llevar en ella, como la manipulas, la transportas, aprecias; La manera en que normalmente manipulas tus cables y audífonos para que no se enreden, el cómo proteger tu smartphone de manera simple pero estilizada, ordenar tus monedas de manera práctica, el acceder rápidamente a tus tarjetas de presentación y que estén siempre listas. El cuanto y cómo deben resistir el paso del tiempo estos objetos.

En Lo Esencial se trata de la interacción.

A lo largo de las entradas que irán formando parte de éste blog, trataremos de externalizar cada día más y mejor nuestra filosofía, nuestro porqué, lo que dio origen a replantear y diseñar desde cero algunos de los objetos con los que más interactuamos a diario.

 

-Adolfo N.